Aumento de senos, más segura y atractiva

aumento senos
aumento de senos
aumento senos

Qué es el aumento de senos

El pecho es una de las partes más femeninas del cuerpo de la mujer y que más influye en su seguridad, autoestima y confianza siendo el aumento de senos, una de las intervenciones más demandadas.

El aumento de senos o la mamoplastia de aumento, como se conoce clínicamente, es un procedimiento quirúrgico que mejora el tamaño, volumen y la forma del pecho en mujeres que desean mejorar su silueta, corregir la reducción y caída del pecho tras el embarazo, equilibrar la diferencia de tamaño entre mamas o realizar una reconstrucción tras una mastectomía o lesión importante.

Es posible aumentar el tamaño o la restauración del volumen del pecho una o varias tallas mediante la colocación de una prótesis o implante para conseguir la forma, el volumen y el aspecto deseados. En el caso de pecho caído, se puede practicar además la técnica conocida como “Mastopexia” o elevación mamaria a la que se pueden asociar o no implantes mamarios.

Tratamiento

 

En Doctor Beltrán consideramos que los candidatos ideales para la cirugía de mamas son aquellas personas sanas y emocionalmente estables que comprenden la complejidad de la intervención y los resultados posibles de la misma. Muchas mujeres que tras un embarazo o una lactancia que les ha dejado el pecho vacío y caído desean un aumento de pecho, deben saber que aunque no existe riego de que el aumento altere futuros embarazos, las mamas pueden volver a descolgarse ligeramente tras un nuevo embarazo.

Estos temas y cualquier duda de cada paciente son abordados desde la primera consulta por el Doctor Beltrán quien realizará un reconocimiento y evaluación de la forma, tamaño y simetría de las mamas, la firmeza de la piel, el nivel de grasa y el estado de salud general del paciente. A continuación se analizará con el paciente las distintas posibilidades y combinación de procedimientos más idóneos para alcanzar el resultado deseado teniendo en cuenta la anatomía de cada persona.

El aumento mamario se realiza a través de una pequeña incisión que se coloca, dependiendo de la anatomía del paciente alrededor de la areola, en el surco bajo el pecho o en la axila. La incisión es diseñada para resultar apenas visible tras un periodo de tiempo de cicatrización. A través de esta incisión se levanta el tejido mamario, se crea un bolsillo y se coloca la prótesis o implante, directamente debajo del tejido mamario o debajo del músculo pectoral. Se colocan unos tubos de drenaje que se retirarán en unos días y un apósito o un vendaje sobre las mamas. El procedimiento durar varias horas.

En función del resultado buscado y la anatomía de cada paciente, el Doctor Beltrán en consenso decidirá la técnica más adecuada en cada caso:

  • Submamaria, es la técnica más sencilla y menos invasiva y la cicatriz queda escondida bajo el surco mamario.
  • Areolar, realizando la incisión en la línea que separa el pezón y la mama. Importante saber que se puede perder un poco de sensibilidad en el pezón.
  • Axilar aunque no deja marcas visibles, su ejecución es más compleja ya que debe realizarse con la ayuda de un endoscopio y su abordaje es más limitado. Es una buena opción para casos en los que la mama tiene una buena forma y no se requiere de un aumento de gran volumen.

Tras la operación

Los primeros días tras la cirugía de mamas es normal encontrarse algo cansada pero se podrá hacer vida casi normal a las 2-5 días. Puedes sentir molestias que en la mayoría de los casos se controlan con la medicación prescrita por el doctor. La sensación de tensión puede mantenerse durante una semana y durante los primeros días se deberá tomar un antibiótico para prevenir tanto infecciones como contracturas capsulares.

El vendaje o los apósitos serán retirados en los días siguientes, siendo sustituidos por un sujetador especial. Es normal tener los pezones muy sensibles durante las dos primeras semanas. Los puntos se retiran entre los 7 y 14 días mientras que el edema no cede completamente hasta las 3 o 6 semanas. El aspecto de las cicatrices también cambiará, primero estarán rosadas pero a partir del mes y medio mejorarán hasta volverse del color de tu piel.

La operación de aumento de senos no limita la capacidad de dar de mamar durante el embarazo.

Resultados

Los resultados tras un aumento mamario suelen ser muy satisfactorios para la paciente tanto físicos al ver la silueta más acorde con la imagen que deseaba como emocional, al sentirse más atractiva y por lo tanto con mayor confianza en sí misma. Tras el aumento de senos, deben realizarse revisiones periódicas y mamografías que correspondan por edad que asegurarán que cualquier complicación sea detectada a tiempo y solucionada.

La decisión de someterse a un aumento mamario es algo muy personal y subjetivo que no todo el mundo entiende, sin embargo, si la paciente está completamente segura y los resultados satisfactorios, la intervención habrá sido todo un éxito.