Abdominoplastia, rejuvenece tu figura

abdominoplastia

Qué es la abdominoplastia

El abdomen va sufriendo cambios a lo largo del tiempo, alterándose su forma tras una gran pérdida de peso, el parto en el caso de las mujeres y una multitud de circunstancias que hacen que la figura se redondee y la cintura gane volumen. Con la abdominoplastia o cirugía del abdomen se reduce el volumen del vientre y se corrigen sus alteraciones en el abdomen para recuperar el aspecto firme y rejuvenecer la silueta.
La abdominoplastia es un procedimiento quirúrgico mayor mediante el que se extirpa el exceso de piel y grasa de la parte media y baja del abdomen y se refuerza la musculatura de la pared abdominal. Esta cirugía puede reducir drásticamente el volumen del abdomen, sin embargo, es necesario saber que conlleva una cicatriz permanente que puede ser más o menos larga, dependiendo de la extensión del problema original y la cirugía requerida para corregirlo, aunque con el paso del tiempo se irá notando menos.

Tratamiento

Una abdominoplastia completa puede durar entre 2 y 4 horas, dependiendo del nivel de corrección del paciente. La abdominoplastia se realiza a través de una incisión larga de una cadera a la otra, justo encima del pubis. Se realiza una segunda incisión alrededor del ombligo, para poder separarlo de los tejidos de alrededor.

A continuación, se separa la piel de la pared abdominal para mostrar los músculos que son tensados y unidos en la línea media, proporcionando así una pared abdominal firme y una cintura más estrecha. La piel separada es estirada en dirección al pubis extirpándose la piel sobrante y recolocando el ombligo. Finalmente se realizan las suturas y se coloca un vendaje y un tubo de drenaje temporal para eliminar el exceso de fluidos que pueda acumularse en la zona intervenida.

Dependiendo del grado de abultamiento del paciente, se puede recurrir a una mini-abdominoplastia que suele durar entre 1 y 2 horas. En la mini-abdominoplastia se realiza una única incisión, más pequeña, también encima del pubis. En este caso la piel solo se separa entre la incisión y el ombligo, se extirpa la piel sobrante y se realizan las suturas.

Postoperatorio

Durante los primeros días el abdomen suele estar algo inflamado y pueden notarse algunas molestias o dolor que se controla con medicación. El doctor le dará instrucciones sobre cómo ducharse y cambiarse los vendajes. Aunque los primeros días existen limitaciones de movimiento es mejor comenzar a caminar tan pronto como sea posible. Tras la retirada de los puntos el vendaje se sustituirá por una faja abdominal. La vuelta a la normalidad puede llevar de unas semanas a unos pocos meses. Cuanto mejor sea el estado físico previo a la cirugía, incluyendo una musculatura abdominal fuerte, más rápida será la recuperación, aun así, algunas personas vuelven a su actividad normal a las 2 semanas, mientras que otras necesitan de 3 o 4 semanas de reposo y recuperación.

El ejercicio físico ligero ayuda a recuperarse antes. Tras la cirugía, se debe realizar un programa de ejercicios para reducir la inflamación, disminuir la posibilidad de formación de trombos venosos y tonificar los músculos.

Resultados

La abdominoplastia consigue un abdomen más plano, más firme y una cintura más estrecha.

Durante los primeros 3 a 6 meses las cicatrices pueden parecer que empeoran mientras están en periodo de curación, es transitorio y normal. Hay que esperar entre 9 meses y 1 año para que la cicatriz se aplane y aclare. A pesar de esto, las cicatrices se realizan de forma que no sean visibles cuando se lleve bikini o bañador.